Red de acciones urgentes

Duodécima AU: 284/16 | Índice: ASA 17/6272/2022 | Fecha: | China

Acción urgente

CHINA: AUMENTA EL DETERIORO DE LA SALUD DE UN PERIODISTA

Huang Qi, fundador y director del sitio web de derechos humanos de Sichuan “64 Tianwang”, pudo hablar con su madre por videoconferencia el 24 de noviembre de 2022. El deterioro de su salud se ha incrementado tras diagnosticársele hipertiroidismo en julio. Al tener acceso limitado a atención médica y provisiones adicionales, su precario estado de salud corre peligro de sufrir un deterioro importante. Su madre, que tiene 89 años, sigue sometida a fuerte vigilancia. Las autoridades deben garantizar que Huang Qi tiene acceso inmediato a una asistencia médica adecuada y que se le permite hablar con familiares y abogados de su elección.

Actúa: redacta tu propio llamamiento o utiliza esta carta modelo

Director Su Yuanliang 
Sichuan Bazhong Prison
9, Xiangjiazhui, Bazhou,
Bazhong shi, Sichuan sheng, 636005
República Popular de China

Señor director:

Me dirijo a usted para expresarle mi profunda preocupación por la salud y el bienestar de Huang Qi (黄琦), defensor de los derechos humanos que está cumpliendo una pena de 12 años de prisión en la cárcel de Bazhong, en Sichuan, por haber ejercido pacíficamente su derecho a la libertad de expresión. Es alarmante saber que la salud de Huang Qi se ha deteriorado y corre peligro de empeorar todavía más. Las autoridades de la prisión deben procurarle acceso inmediato a asistencia médica adecuada. 

Para su información, se sabía que Huang ya sufría enfermedad renal crónica e hidrocefalia, así como otras afecciones cardíacas y pulmonares antes de su detención. Según informes, Huang no ha tenido acceso a una asistencia médica adecuada en prisión. Su madre, que habló con él por videoconferencia el 24 de noviembre, dice que su salud es muy delicada desde su diagnóstico de hipertiroidismo en julio de 2022. Preocupa, además, que, según informes, sólo tiene acceso limitado a la cuenta bancaria donde sus amistades y familiares han depositado dinero para que pueda adquirir más provisiones en la cárcel. También según informes, Huang lleva meses sin que le administren los tratamientos médicos que necesita en la cárcel.

Asimismo me parece terrible que las autoridades sigan sometiendo a estrecha vigilancia a su anciana madre. Pu, de 89 años, ha pedido en repetidas ocasiones a las autoridades que le permitan visitar a Huang, pero todas las veces se lo han denegado. Las autoridades le prometieron que eliminarían las restricciones y la vigilancia tras el 20 Congreso Nacional del Partido en octubre, pero no han cumplido su promesa. 

Huang Qi, que no debería haber pasado un solo día en prisión sólo por ejercer su derecho a la libertad de expresión, debe quedar en libertad de inmediato. Además, en China existe un alarmante patrón de muertes de activistas en prisión, ya sea bajo custodia o tras haber recibido demasiado tarde la libertad condicional por motivos de salud. Por tanto, en espera de su liberación y para garantizar que no muere nadie más en los centros de detención de su país, le pido que:

Garantice que Huang Qi recibe asistencia médica urgente, regular y adecuada;  
Se asegure de que tiene acceso periódico y no restringido a sus familiares y a abogados de su elección, y de que no es sometido a tortura ni otros malos tratos.


Atentamente,

[Nombre]
 

Envía copia a la representación diplomática de China acreditada en tu país

Embajada de la República Popular China en Madrid
C/ Arturo Soria, 113
28043 Madrid
Fax: 91 519 20 35
EMAIL: chinaemb_es@mfa.gov.cn

Información adicional

Huang Qi, fundó en 1998 junto a su entonces esposa, Zeng Li, el sitio web “64 Tianwang”, que sigue publicando informes de violaciones de derechos humanos investigadas por periodistas ciudadanos en China. Fue condenado por el Tribunal Popular Intermedio de Mianyang el 29 de julio de 2019 por “filtrar intencionadamente secretos de Estado” (故意泄露国家秘密罪) y “proporcionar secretos de Estado a una entidad extranjera” (为境外非法提供情报罪).  

Desde que se lo llevaron por primera vez, en 2016, Huang Qi ha denunciado episodios de malos tratos durante todo el tiempo que lleva detenido. El 23 de octubre de 2018 contó a su abogado que los médicos y los funcionarios del centro de detención habían falseado los informes sobre su tensión arterial y habían restado importancia a la gravedad de su situación médica. Anteriormente, el 28 de julio de 2017, le había contado que los funcionarios lo habían obligado a permanecer de pie durante horas seguidas y lo habían interrogado e insultado reiteradamente desde su detención a finales de 2016. El 3 de noviembre de 2017 dijo también que había sido golpeado por otros detenidos en el centro de detención de Mianyang (provincia de Sichuan) entre el 24 y el 26 de octubre, con el conocimiento de al menos uno de los funcionarios del centro. 

A lo largo de los años, Huang Qi y otras personas que colaboraban en “64 Tianwang” han sido detenidas u hostigadas con frecuencia por las autoridades chinas. Huang Qi ha sido juzgado y condenado a prisión en dos ocasiones. Fue detenido en junio de 2000, coincidiendo con el undécimo aniversario de la represión de la plaza de Tiananmen, y en mayo de 2003 lo condenaron a cinco años de prisión por “incitar a la subversión del poder del Estado”. Volvió a ser encarcelado durante tres años tras sacar a la luz el escándalo de las edificaciones que no cumplían las normas de seguridad tras el terremoto de Wenchuan (Sichuan) en 2008. 

Además, los abogados que han trabajado sobre su caso también han sido hostigados e intimidados por las autoridades. En febrero de 2018, el Departamento Provincial de Justicia de Guangdong notificó a Sui Muqing, abogado de Guangzhou, que se le había retirado la licencia para ejercer, lo que el letrado —quien ya había representado anteriormente a Huang Qi— relaciona con su actividad de representación de activistas de derechos humanos. Lo mismo le ocurrió en enero de 2019 a otro de los abogados de Huang Qi, Liu Zhengqing.

En China existe un alarmante patrón de muertes de activistas en prisión, ya sea bajo custodia o tras haber recibido demasiado tarde la libertad condicional por motivos de salud. En julio de 2017, el escritor, activista de derechos humanos y premio Nobel Liu Xiaobo murió bajo custodia después de que las autoridades denegaran sus peticiones y las de su familia para que recibiera tratamiento en el extranjero para el cáncer que padecía. Ese mismo año, el escritor y detractor del gobierno chino Yang Tongyan (que escribía bajo el pseudónimo de Yang Tianshui) murió tres meses después de haber sido puesto en libertad condicional por motivos médicos y sometido a cirugía para extirparle un tumor cerebral. La activista y destacada activista de Pekín Cao Shunli murió en marzo de 2014 de una insuficiencia orgánica después de meses de reclusión. En la cárcel se le había negado el tratamiento médico adecuado.
 

Puedes escribir los llamamientos en: Inglés o chino

También puedes escribir en tu propio idioma.

Envía los llamamientos lo antes posible y no más tarde del 30 de enero de 2023

Consulta con la oficina de Amnistía Internacional de tu país si deseas enviar llamamientos después de la fecha indicada.

Nombre y género gramatical: Huang Qi (masculino)