Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Red de acciones urgentes

Octava AU: 190/18 | Índice: Índice: MDE 12/7629/2024 | Fecha: | Egipto

Acción Urgente

Egipto: UNA ABOGADA RECLUIDA ILEGÍTIMAMENTE EN PRISIÓN SE ENFRENTA A NUEVOS CARGOS

El 31 de octubre de 2023, la abogada de derechos humanos Hoda Abdelmoniem debería haber sido puesta en libertad tras cumplir una condena de cinco años de prisión injusta, derivada únicamente del ejercicio de sus derechos humanos. En su lugar, la Fiscalía Suprema de la Seguridad del Estado ordenó su detención en espera de juicio para investigar otros cargos falsos similares relacionados con el terrorismo en otra causa distinta, la núm. 730 de 2020. El 4 de enero, durante una de las escasas visitas a la prisión 10 de Ramadán, su familia tuvo conocimiento de que el estado de salud de Hoda Abdelmoniem sigue deteriorándose y ha desarrollado una infección de oído que le afecta al equilibrio y la vista. Hoda Abdelmoniem debe ser puesta en libertad de inmediato y sin condiciones.

Actúa: redacta tu propio llamamiento o utiliza esta carta modelo

Presidente Abdel Fatah al Sisi 
President Abdelfattah al-Sisi
Office of the President, Al Ittihadia Palace
Cairo, República Árabe de Egipto 
Fax: +202 2391 1441
 Correo-e: p.spokesman@op.gov.eg; 
Twitter: @AlsisiOfficial

Señor Presidente:

La abogada de derechos humanos Hoda Abdelmoniem, de 64 años, lleva más de 5 años detenida arbitrariamente, debido sólo a su trabajo en favor de los derechos humanos. El 31 de octubre de 2023, Hoda Abdelmoniem, detenida el 1 de noviembre de 2018, debería haber sido puesta en libertad tras cumplir una condena injusta de cinco años de prisión impuesta por un Tribunal (de excepción) de Seguridad del Estado, que la condenó por terrorismo y otros cargos falsos tras un juicio manifiestamente injusto celebrado en marzo de 2023. En su lugar, ese mismo día, el 31 de octubre de 2023, fue llevada ante la Fiscalía Suprema de Seguridad del Estado, que la interrogó en relación con una causa distinta, la núm. 730 de 2020, y ordenó su detención en espera de juicio durante 15 días para investigar otros cargos falsos relacionados con el terrorismo. Mediante esta práctica abusiva, conocida habitualmente como “puertas giratorias”, se acusa a personas detenidas por motivos políticos de otros cargos similares en nuevas causas con el fin de mantenerlas recluidas indefinidamente, incluso cuando la fiscalía o los tribunales ordenan su puesta en libertad o una vez ya cumplida su condena. El 9 de enero de 2024, se prolongó nuevamente su detención en espera de juicio durante 15 días.

El 4 de enero de 2024, su familia la visitó en la prisión 10 de Ramadán y tuvo conocimiento de que le habían diagnosticado una infección de oído que le afecta al equilibrio y la vista. Era la primera vez desde el 8 de junio de 2023 que las autoridades permitían una visita familiar. Durante su reclusión, la salud de Hoda Abdelmoniem se ha deteriorado. Ha desarrollado una inflamación de los nervios (neuropatía periférica), que le provoca dolores agudos, entumecimiento y la sensación de corriente eléctrica en distintas partes del cuerpo. También padece muchas otras dolencias, entre ellas una afección cardiaca, una enfermedad renal, trombosis arterial e hipertensión. Aunque ha comunicado a su familia que su acceso a la atención médica en prisión ha mejorado desde su traslado de la prisión de Al Qanater a la prisión 10 de Ramadán en junio de 2023, las autoridades penitenciarias siguen impidiendo a sus familiares acceder a su historia médica, lo que les permitiría consultar con profesionales sanitarios independientes. También siguen negándose a trasladarla a un hospital externo para que reciba atención sanitaria especializada.

Lo insto a que ponga en libertad de inmediato y sin condiciones a Hoda Abdelmoniem y retire todos los cargos contra ella, que se derivan únicamente del ejercicio de sus derechos humanos. Hasta que sea puesta en libertad, lo insto a garantizar que se le proporciona la atención médica que precisa, incluso fuera de la prisión en caso necesario, así como acceso periódico a su familia y su abogado.

Atentamente,
[NOMBRE]

Envía copia a la representación diplomática de Egipto acreditada en tu país

Embajada de Egipto en Madrid, España

C/ Velazquez, 69
28006 Madrid
España
Fax: (+34) 91 578 17 32

Email: embajadaegiptomadrid@gmail.com

Información adicional

El 1 de noviembre de 2018, a la una y media de la madrugada, fuerzas de la Agencia de Seguridad Nacional irrumpieron en la casa de Hoda Abdelmoniem en El Cairo, la saquearon, y, tras vendarle los ojos, se llevaron a la abogada. Hoda Abdelmoniem estuvo tres semanas sometida a desaparición forzada, al cabo de las cuales fue presentada ante la Fiscalía Suprema de la Seguridad del Estado para ser investigada. Luego volvieron a llevarla a un lugar desconocido. Su familia la vio de nuevo brevemente el 24 y el 28 de noviembre de 2018 en las dependencias de la Fiscalía Suprema de la Seguridad del Estado. Volvió a estar en desaparición forzada entre el 2 de diciembre de 2018 y el 14 de enero de 2019, pues las autoridades se negaron a revelar su paradero a sus familiares y abogados. El 1 de noviembre de 2018, el día en que Hoda Abdelmoniem fue detenida, las autoridades egipcias hicieron una serie de redadas en las que detuvieron al menos a 31 activistas y abogados y abogadas de derechos humanos: 10 mujeres y 21 hombres. La represión estuvo dirigida en particular contra Coordinación Egipcia por los Derechos y las Libertades, organización que documenta las desapariciones forzadas y el uso de la pena de muerte y presta asistencia jurídica a víctimas de violaciones de derechos humanos. En una declaración publicada el 1 de noviembre de 2018, en la que anunciaba la suspensión de su trabajo de derechos humanos, esta organización calificó la situación en Egipto de incompatible con el trabajo de derechos humanos y pidió la intervención del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.
El 30 de noviembre de 2020, la familia de Hoda Abdelmoniem supo por los familiares de otras presas que Hoda había sido hospitalizada en la cárcel y luego trasladada a un hospital fuera de la prisión debido a un fuerte dolor. Aunque las autoridades de la cárcel niegan a su familia el acceso a su historial médico, y por tanto éstos no saben cuál es exactamente su estado de salud, las familias de otras reclusas les dijeron que Hoda Abdelmoniem tenía un riñón inutilizado y que el otro le funcionaba mal. El 1 de diciembre de 2020, el Ministerio del Interior anunció que se le había facilitado atención sanitaria y que su estado de salud no revestía gravedad. En una vista celebrada el 11 de octubre de 2021, Hoda Abdelmoniem dijo a los jueces que el médico de la cárcel había determinado que necesitaba someterse a un cateterismo cardíaco y había pedido que quedara en libertad por razones médicas.
El 23 de agosto de 2021, la Fiscalía Suprema de la Seguridad del Estado remitió a Hoda Abdelmoniem, al defensor de los derechos humanos y fundador de Coordinación Egipcia por los Derechos y las Libertades Ezzat Ghoniem, a Aisha al Shater, hija del líder de la Hermandad Musulmana Shairat al-Shater, y al abogado Mohamed Abu Horira, así como a otros 27 acusados, para que fueran juzgados por un tribunal (de excepción) de Seguridad del Estado. La Fiscalía presentó varios cargos contra ellos, como pertenecer a un grupo terrorista (la Hermandad Musulmana), difundir a través de una página de Facebook —llamada “Coordinación Egipcia por los Derechos y las Libertades”— noticias falsas sobre abusos contra los derechos humanos cometidos por las fuerzas de seguridad, financiar a un grupo terrorista y estar en posesión de folletos en los que se promovían los objetivos del grupo terrorista. El 5 de marzo de 2023, un tribunal (de excepción) de Seguridad del Estado condenó a 30 personas a penas de cárcel de entre 5 años y cadena perpetua; una persona fue absuelta. El tribunal también resolvió añadir a las 30 personas condenadas a la “lista de terroristas”, lo que acarrea el bloqueo de activos, la prohibición de viajar y les impone la libertad condicional bajo vigilancia policial durante los 5 años posteriores a su salida de prisión. Hoda Abdelmoniem fue condenada a cinco años de prisión por cargos relativos a unirse a un “grupo terrorista”, financiarlo y darle apoyo, así como otros cargos falsos relacionados con su trabajo de derechos humanos. Además, se resolvió añadirla a la “lista de terroristas”, lo que acarrea el bloqueo de activos y la prohibición de viajar, y le impone la libertad condicional bajo vigilancia policial durante los cinco años posteriores a su salida de prisión. Tanto a ella como a las otras 30 personas encausadas se les negaron los derechos a una defensa adecuada, a no inculparse y a una revisión auténtica por un tribunal superior. Las sentencias de los tribunales (de excepción) de Seguridad del Estado no se pueden recurrir. El presidente es el único que tiene la facultad de autorizar, anular o conmutar condenas u ordenar un nuevo juicio.
El 8 de junio de 2023, la familia de Hoda Abdelmoniem tuvo conocimiento de que había sido trasladada de la prisión de mujeres de Al Qanater a la prisión 10 de Ramadán, y pudo visitarla por primera vez desde agosto de 2022. Durante la visita, Hoda Abdelmoniem explicó a su familia que, antes del traslado, las autoridades penitenciarias de la cárcel de mujeres de Al Qanater le habían confiscado todas sus pertenencias, incluidas medicinas y una radio. Al habérsele confiscado la radio, en la prisión 10 de Ramadán no tiene acceso a las noticias.
El 25 de octubre de 2021, el presidente Abdel Fatah al Sisi anunció que no ampliaría el estado de excepción, vigente desde 2017, que permitía la creación de Tribunales de Seguridad del Estado especiales para dicho estado. El artículo 19 de la ley que rige el estado de excepción dispone que los juicios en curso continuarán incluso cuando el estado de excepción ya no esté vigente. Las violaciones de las debidas garantías en los juicios afectan al derecho de la persona acusada a contar con tiempo e instalaciones adecuadas para la preparación de la defensa, a comunicarse con un abogado de su elección y a que la vista sea pública. Además, los jueces de los tribunales (de excepción) de Seguridad del Estado deniegan sistemáticamente a los abogados el permiso para fotocopiar los expedientes, que en algunos casos superan las 2.000 páginas, y les indican que deben examinarlos en la sede judicial.
Hoda Abdelmoniem trabajaba como asesora voluntaria para Coordinación Egipcia y participaba activamente en la labor de documentación de violaciones de derechos humanos, incluidos casos de desaparición forzada. Fue miembro del Consejo Nacional de Derechos Humanos y del Colegio de Abogados de Egipto. El 27 de noviembre de 2020, el Consejo de los Colegios de Abogados de la Comunidad Europea otorgó su Premio de Derechos Humanos 2020 a Hoda Abdelmoniem y otros seis abogados y abogadas detenidos en Egipto.
 

Puedes escribir los llamamientos en: árabe o inglés

También puedes escribir en tu propio idioma.

Envía los llamamientos lo antes posible y no más tarde del 21 de marzo de 2024

Consulta con la oficina de Amnistía Internacional de tu país si deseas enviar llamamientos después de la fecha indicada.

Nombre y género gramatical: Hoda Abdelmoniem (femenino)