Red de acciones urgentes

Segunda AU: 103/22 | Índice: MDE 13/6309/2022 | Fecha: | Irán

Acción urgente

Irán: EN PELIGRO DE EJECUCIÓN 26 PERSONAS EN RELACIÓN CON EL LEVANTAMIENTO

Al menos 26 personas corren grave peligro de ser ejecutadas en relación con las protestas celebradas en todo el país, después de que las autoridades iraníes hayan ejecutado arbitrariamente a dos personas tras simulacros de juicio flagrantemente injustos en un intento por infundir miedo entre la población y poner fin a las protestas. De las 26, al menos 11 están condenadas a muerte y 15 han sido acusadas de delitos punibles con la pena capital y están a la espera de juicio o siendo juzgadas.

Actúa: redacta tu propio llamamiento o utiliza esta carta modelo

Presidente de la Magistratura,

Head of judiciary, Gholamhossein Mohseni Ejei c/o

Embassy of Iran to the European Union
Avenue Franklin Roosevelt No. 15,

1050 Bruxelles, Bélgica

Señor Gholamhossein Mohseni Ejei:

Me preocupa enormemente el hecho de que al menos 26 personas corren grave peligro de ser ejecutadas por las autoridades iraníes tras simulacros de procedimiento judicial flagrantemente injustos que incluyen cargos de “enemistad con Dios” (moharebeh), “corrupción en la tierra” (efsad-e fel arz) y “rebelión armada contra el Estado” (baghi) en relación con las protestas celebradas en todo el país. Al menos 11 de esas personas han sido condenadas a muerte, entre ellas Sahand Nourmohammad-Zadeh, Mahan Sadrat (Sedarat) Madani y Manouchehr Mehman Navaz, que fueron juzgados por separado ante Tribunales Revolucionarios de Teherán; también están Mohammad Boroughani, Mohammad Ghobadlou y el rapero kurdo Saman Seydi (Yasin), juzgados en un juicio colectivo por un Tribunal Revolucionario de Teherán. Las autoridades han condenado asimismo a muerte a Hamid Ghare-Hasanlou, Mohammad Mehdi Karami, Seyed Mohammad Hosseini, Hossein Mohammadi y un individuo cuyo nombre se desconoce en un juicio colectivo de 16 personas por “corrupción en la tierra” ante un Tribunal Revolucionario de Karaj, provincia de Alborz. Al menos otras 15 personas corren también riesgo de ejecución. Entre ellas se encuentran Abolfazl Mehri Hossein Hajilou, Mohsen Rezazadeh Gharagholou y Saeed Shirazi, juzgados por delitos punibles con la pena capital pero sobre cuyos casos y resultados de sus juicios no hay información pública. Las demás están a la espera de juicio o siendo juzgadas por delitos que acarrean la pena de muerte: se trata de Akbar Ghafari y Toomaj Salehi en Teherán, Amir Nasr Azadani, Saleh Mirhashemi y Saeed Yaghoubi en la provincia de Isfahán, Ebrahim Rigi (Riki), perteneciente a la minoría baluchi de Irán, y los hermanos Farzad (Farzin) Tahazadeh y Farhad Tahazadeh, Karwan Shahiparvaneh, Reza Eslamdoost, Hajar Hamidi y Shahram Marouf-Mola, de la minoría kurda de Irán en la provincia de Azerbaiyán Occidental.

A todas estas 26 personas se les ha negado un juicio justo, con derecho a acceder a una defensa adecuada y a abogados de su elección, a ser consideradas inocentes hasta que se demuestre lo contrario, a permanecer en silencio y a una vista justa y pública. Según la información de la que dispone Amnistía Internacional, al menos 10 de ellas, entre las que se encuentran Hamid Ghare-Hasanlou, Toomaj Salehi y Mohammad Ghobadlou, fueron torturadas, y las autoridades utilizaron como prueba sus “confesiones” o las de otras personas, empañadas por la tortura. Los medios de comunicación oficiales difundieron además las “confesiones” forzadas de varios acusados antes de su juicio.

Le pido que sean anuladas inmediatamente todas las sentencias condenatorias y las penas de muerte, que no se soliciten nuevas penas de muerte y que se garantice que toda persona acusada de cualquier delito común reconocible sea juzgada en procesos que cumplan las normas internacionales sobre juicios justos, sin recurrir a la pena de muerte. Le insto a dejar en libertad a todas las personas detenidas por ejercer pacíficamente sus derechos humanos. Le insto a proporcionar a las personas detenidas acceso a sus familias y a abogados de su elección, a protegerlas de la tortura y otros malos tratos, a investigar las denuncias de tortura, a que los responsables sean sometidos a un juicio justo y a que se conceda a los observadores independientes pertenecientes a embajadas acceso a los juicios de pena capital relacionados con las protestas. Por último, le insto a establecer de inmediato una moratoria oficial de las ejecuciones con vistas a abolir la pena de muerte.

Atentamente, [NOMBRE]

Envía copia a la representación diplomática de Irán acreditada en tu país

Embajada de Irán en España

C/Jerez, 5.
28016 Madrid. España

Fax: 913451190
Email: embajadadeiran@gmail.com

Información adicional

Presidente de la Magistratura, Head of judiciary, Gholamhossein Mohseni Ejei c/o Embassy of Iran to the European Union
Avenue Franklin Roosevelt No. 15, 1050 Bruxelles, Bélgica

Señor Gholamhossein Mohseni Ejei:

Me preocupa enormemente el hecho de que al menos 26 personas corren grave peligro de ser ejecutadas por las autoridades iraníes tras simulacros de procedimiento judicial flagrantemente injustos que incluyen cargos de “enemistad con Dios” (moharebeh), “corrupción en la tierra” (efsad-e fel arz) y “rebelión armada contra el Estado” (baghi) en relación con las protestas celebradas en todo el país. Al menos 11 de esas personas han sido condenadas a muerte, entre ellas Sahand Nourmohammad-Zadeh, Mahan Sadrat (Sedarat) Madani y Manouchehr Mehman Navaz, que fueron juzgados por separado ante Tribunales Revolucionarios de Teherán; también están Mohammad Boroughani, Mohammad Ghobadlou y el rapero kurdo Saman Seydi (Yasin), juzgados en un juicio colectivo por un Tribunal Revolucionario de Teherán. Las autoridades han condenado asimismo a muerte a Hamid Ghare-Hasanlou, Mohammad Mehdi Karami, Seyed Mohammad Hosseini, Hossein Mohammadi y un individuo cuyo nombre se desconoce en un juicio colectivo de 16 personas por “corrupción en la tierra” ante un Tribunal Revolucionario de Karaj, provincia de Alborz. Al menos otras 15 personas corren también riesgo de ejecución. Entre ellas se encuentran Abolfazl Mehri Hossein Hajilou, Mohsen Rezazadeh Gharagholou y Saeed Shirazi, juzgados por delitos punibles con la pena capital pero sobre cuyos casos y resultados de sus juicios no hay información pública. Las demás están a la espera de juicio o siendo juzgadas por delitos que acarrean la pena de muerte: se trata de Akbar Ghafari y Toomaj Salehi en Teherán, Amir Nasr Azadani, Saleh Mirhashemi y Saeed Yaghoubi en la provincia de Isfahán, Ebrahim Rigi (Riki), perteneciente a la minoría baluchi de Irán, y los hermanos Farzad (Farzin) Tahazadeh y Farhad Tahazadeh, Karwan Shahiparvaneh, Reza Eslamdoost, Hajar Hamidi y Shahram Marouf-Mola, de la minoría kurda de Irán en la provincia de Azerbaiyán Occidental.

A todas estas 26 personas se les ha negado un juicio justo, con derecho a acceder a una defensa adecuada y a abogados de su elección, a ser consideradas inocentes hasta que se demuestre lo contrario, a permanecer en silencio y a una vista justa y pública. Según la información de la que dispone Amnistía Internacional, al menos 10 de ellas, entre las que se encuentran Hamid Ghare-Hasanlou, Toomaj Salehi y Mohammad Ghobadlou, fueron torturadas, y las autoridades utilizaron como prueba sus “confesiones” o las de otras personas, empañadas por la tortura. Los medios de comunicación oficiales difundieron además las “confesiones” forzadas de varios acusados antes de su juicio.

Le pido que sean anuladas inmediatamente todas las sentencias condenatorias y las penas de muerte, que no se soliciten nuevas penas de muerte y que se garantice que toda persona acusada de cualquier delito común reconocible sea juzgada en procesos que cumplan las normas internacionales sobre juicios justos, sin recurrir a la pena de muerte. Le insto a dejar en libertad a todas las personas detenidas por ejercer pacíficamente sus derechos humanos. Le insto a proporcionar a las personas detenidas acceso a sus familias y a abogados de su elección, a protegerlas de la tortura y otros malos tratos, a investigar las denuncias de tortura, a que los responsables sean sometidos a un juicio justo y a que se conceda a los observadores independientes pertenecientes a embajadas acceso a los juicios de pena capital relacionados con las protestas. Por último, le insto a establecer de inmediato una moratoria oficial de las ejecuciones con vistas a abolir la pena de muerte.

Atentamente, [NOMBRE]

Puedes escribir los llamamientos en: Persa o inglés.

También puedes escribir en tu propio idioma.

Envía los llamamientos lo antes posible y no más tarde del 8 de febrero de 2023

Consulta con la oficina de Amnistía Internacional de tu país si deseas enviar llamamientos después de la fecha indicada.

Nombre y género gramatical: Mohammad Ghobadlou, Saman Seydi (Yasin), Saeed Shirazi, Mohammad Boroughani, Abolfazl Mehri Hossein Hajilou, Mohsen Rezazadeh Gharagholou, Sahand Nourmohammad-Zadeh, Mahan Sedarat (Sadrat) Madani, Manouchehr Mehman-Navaz, Hamid Ghare-Hasanlou, Mohammad Me