Red de acciones urgentes

Séptima AU: 027/16 | Índice: MDE 31/5895/2022 | Fecha: | Yemen

Acción urgente

Yemen: SE NIEGA A PERIODISTA ATENCIÓN MÉDICA URGENTE

La salud de Tawfiq al Mansouri —uno de los cuatro periodistas yemeníes detenidos en 2015 y condenados a muerte en abril de 2020 por el Tribunal Penal Especializado de Saná, dirigido por huzíes— se está deteriorando gravemente, pues las autoridades de facto huzíes le niegan la atención médica que requiere para mantenerse con vida. Amnistía Internacional pide a las autoridades de facto huzíes que le concedan inmediatamente acceso a atención médica. Tawfiq al Mansouri y los otros tres periodistas detenidos con él (Akram al Walidi, Abdelkhaleq Amran y Hareth Hamid) deben quedar en libertad y se deben anular sus sentencias condenatorias y penas de muerte sin más dilación.

Actúa: redacta tu propio llamamiento o utiliza esta carta modelo

Portavoz de Ansarolá
Ansarullah Spokesperson

Mohamed Abdelsalam
Correo-e: mdabdalsalam@gmail.com
Twitter: @abdusalamsalah

Señor Mohamed Abdelsalam:

La salud de Tawfiq al Mansouri, uno de los cuatro periodistas detenidos arbitrariamente en 2015 por las autoridades de facto huzíes, está en un estado crítico y necesita atención médica urgente. Tawfiq al Mansouri padece enfermedades crónicas, entre ellas diabetes, asma, fallo renal y problemas cardíacos, que se han agravado por las condiciones de detención espantosas en las que se encuentra.

Su hermano le contó a Amnistía Internacional que el 27 de julio de 2022 había recibido información preocupante de la familia de otro detenido que confirmaba que la salud de Tawfiq al Mansouri se había deteriorado significativamente. Desde 2020 se le niega a Tawfiq al Mansouri el traslado a un hospital para recibir tratamiento y a su familia no se le ha permitido llevarle ninguna medicación. Negar tratamiento médico urgente se considera un acto de crueldad que viola la prohibición de la tortura y otros malos tratos.

En abril de 2020, el Tribunal Penal Especializado de Saná condenó a muerte a Tawfiq al Mansouri, junto con Akram al Walidi, Abdelkhaleq Amran y Hareth Hamid, en un juicio sin garantías. Según su representación letrada, la vista de apelación se celebró el 31 de julio de 2022 y se pospuso al 21 de agosto de 2022.

Instamos a las autoridades de facto huzíes a conceder inmediatamente a Tawfiq al Mansouri acceso a tratamiento médico. Asimismo, instamos a los huzíes a anular las condenas a muerte de Akram al Walidi, Abdelkhaleq Amran, Hareth Hamid y Tawfiq al Mansouri, y ordenar su liberación inmediata e incondicional. Hasta que se haga efectiva su muy retrasada liberación, las autoridades deben garantizar que los periodistas están a salvo de la tortura y otros malos tratos, que reciben tratamiento médico con carácter de urgencia, y que tienen acceso a sus familiares y representantes legales.

Atentamente,
[NOMBRE]

Envía copia a la representación diplomática de Yemen acreditada en tu país

Embajada de Yemen en Madrid
Calle de Velazquez, 85
28006 Madrid
España
EMAIL: yemb-madrid@mofa.gov.ye

Información adicional

Akram al Walidi, Abdelkhaleq Amran, Hareth Hamid y Tawfiq al Mansouri forman parte de un grupo de 10 periodistas que fueron detenidos en 2015. El 9 de junio de 2015, las fuerzas huzíes irrumpieron en el hotel Qasr al Ahlam y detuvieron a los cuatro periodistas mencionados, junto con Hisham Tarmoom, Hasan Anab, Haytham al Shihab, Hisham al Yousefi y Essam Balgheeth. Según un testigo presencial, el 28 de agosto de 2015, fue detenido en su domicilio el 10º periodista, Salah al-Qaedi. Seis de estos periodistas han quedado ya en libertad.

Durante su periodo de reclusión, los cuatro periodistas han sido sometidos a una serie de abusos graves contra los derechos humanos y de violaciones de su derecho a un juicio justo. Desde 2015, han pasado más de tres años recluidos de manera arbitraria, sin cargos ni juicio, y sometidos a desaparición forzada, aplicación intermitente del régimen de incomunicación y de aislamiento, palizas y negación de visitas de familiares y representantes legales. Pese a padecer enfermedades graves, se les ha seguido negando acceso a tratamientos médicos. Es más, según la información que consta a Amnistía Internacional, están siendo sometidos a fuertes palizas, tratados —en general— con dureza, y se les niega acceso a tratamientos médicos pese a tener problemas de salud que requieren atención urgente.

Todas las partes en el conflicto de Yemen —es decir, las fuerzas huzíes, el gobierno yemení, la coalición encabezada por Arabia Saudí y las fuerzas yemeníes, apoyadas por Emiratos Árabes Unidos—, han perpetrado violaciones y abusos graves contra los derechos humanos, incluidos detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, actos de hostigamiento, torturas y otros malos tratos y juicios injustos.

En las zonas controladas por las fuerzas huzíes, se ha detenido y recluido de manera arbitraria a periodistas, defensores o defensoras de los derechos humanos y personas de la comunidad bahaí, que también han sido recluidos en régimen de incomunicación y sometidos de desaparición forzada. En mayo de 2021, Amnistía Internacional publicó un informe, titulado Yemen: Released and exiled: Torture, unfair trials and forcible exiles of Yemenis under Huthi rule, en el que se investigaban las violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas huzíes, y se documentaban las experiencias de civiles que quedaron en libertad en virtud de acuerdos políticos alcanzados en 2020. Las población reclusa de las cárceles huzíes está sujeta a condiciones brutales e inhumanas, tales como hacinamiento extremo, falta de alimentación y agua potable y saneamiento.

Según Reporteros sin Fronteras, en Yemen continúan en detención 14 periodistas a causa de su trabajo, y dos han muerto por homicidio en lo que llevamos de 2022.

Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos sin excepción, con independencia de la naturaleza del delito, las características de la persona condenada o el método de ejecución utilizado por el Estado para matarla. La pena de muerte es una violación del derecho a la vida y el exponente máximo de pena cruel, inhumana y degradante.

Puedes escribir los llamamientos en: Árabe e inglés

También puedes escribir en tu propio idioma.

Envía los llamamientos lo antes posible y no más tarde del 26 de septiembre de 2022

Consulta con la oficina de Amnistía Internacional de tu país si deseas enviar llamamientos después de la fecha indicada.

Nombre y género gramatical: Akram al Walidi, Abdelkhaleq Amran, Hareth Hamid y Tawfiq al Mansouri (todos género masculino)